jueves, 12 de septiembre de 2013

Gabriel Cortiñas


(Buenos Aires, 1983). Publicó su primer libro, Brazadas, en 2007, que fue finalista del Premio Indio Rico 2009. Su segundo libro, Hospital de campaña, recibió el Premio Internacional de Poesía Margarita Hierro 2011 (Getafe). Además, publicó artículos, reseñas y entrevistas a poetas en diversos sitios web y es parte del proyecto “Contrabando” (laliteraturadelpobre.wordpress.com). En 2013 obtuvo el Premio Casa de las Américas de Poesía por su poemario Pujato (en prensa). Estudió Letras en la Universidad de Buenos Aires y trabaja como docente en escuelas secundarias.

* * *

El contorno de una bahía tallada a mano
los pliegues del hielo se pierden en el alba
de una noche polar. Se iba
todas las tardes al muelle con la red y traía un par de dientes de foca
una sopa de colmillo con el gusto
del último anterior foquero
una sopa que guarda el aliento helado
de la foca manchando en carne viva
le arrancan la piel de un tirón
mientras los ojos
deseando estar ahí.


La primera estrofa del himno antártico empieza con un buzo subido
a la oruga de una vieja topadora en el museo
mientras explica a los chicos
de sexto el origen del hielo
retazos de aquella primera expedición la fe
de decir suelto al perro en la grieta
antes que perder el trineo, la Segunda
Guayaquil americana entre dos expatriados
que pensaban un día
los cuadernos Rivadavia dirían 48 hojas rayadas,
hecho en la Antártida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada