jueves, 12 de septiembre de 2013

Omar Ochi


Nació el 4 de diciembre de 1988, en Mendoza. Obtuvo numerosos premios por sus poemas y cuentos. Ha ganado dos veces el Gran Premio Vendimia de Poesía (2010 y 2012). Ha sido premiado en dos ocasiones con un subsidio del Fondo Provincial de la Cultura (2009 y 2012). Fue jurado del Certamen Literario Internacional “Salta Nuestra Cultura 2011” (Salta) y del concurso literario de narrativa de los “Juegos Evita 2012” (Mendoza). Ha publicado sus poemas en las revistas Cima, Las Musas, Megafón y “La Vena”. Estudia la carrera de Letras en la UNCuyo, es miembro de SADE. (Mendoza), se dedica a la música (canta y toca la guitarra), actúa en el Elenco de Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras. Entre sus obras se encuentran: Edel: el libro de once puertas, Libro del desierto, Historia del tiempo y Edel II: ¿Qué es la vida?

* * *

tierra de aves

la vida jugaba en el patio
la infancia era un pájaro de tierra
que escribía sus pisadas su huella
sus vuelos y su canto
                        bajo el sol naranja

del cerco para afuera
se divisaban
                  por un lado
las vías del último tren
                  por el otro
las casas de los vecinos
la calle infinita

del cerco para adentro
había un mundo

viña parrales geranios eucaliptos
la casa el gallinero
el horno de barro
el poema de la risa
los juguetes desparramados
en el cielo verde

se llama tierra de aves
allí jugaba corría volaba y pasaba
esa vida
             esta muerte

    
Lejos…

He vivido un largo día lejos de la inocencia.

Tan lejos que mis ojos me pierden.
Creo verme y no verte.
Es de noche. Las velas alumbran
la distancia de los ángeles.
                     Parpadean.
Se apagan cuando habla el viento.
Un violín pronuncia mis nombres
con la voz de la oscuridad.
¿Quién frota las cuerdas?
¿Tu arco? ¿Mi mano?

La esperanza es el cigarrillo
que arrojé al cenicero.
Luna distante. Fantasma en soledad.
El mundo se divide
en dos ecos diferentes
porque un hombre acerca sus manos
al fuego de la memoria
y un niño se aleja por la calle del olvido.

Lejos, tan lejos que mis palabras me gritan.   
Me escucho. Respondo:
                               «acá estoy».

En un lugar donde nacen y mueren los besos,
donde los años juegan contra la vida
y me enseñan a perder.

De Historia del tiempo (2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada