jueves, 12 de septiembre de 2013

Rubén Valle


(Mendoza, Argentina, 1966).  Periodista y escritor. Fue miembro fundador del grupo parapoético Las Malas Lenguas, editor de las hojas literarias Tres Agujas y Tiburón Amarillo, y director de la colección de poesía La Mesita de Luz, de Editorial Diógenes. Sus poemas han sido publicados en medios gráficos y electrónicos locales, nacionales e internacionales (Brasil, Colombia, España, Francia, Rumania). Ha publicado los libros de poemas Museo Flúo (1996), Los peligros del agua bendita (1998), Jirafas sostienen el cielo (2003), Placebos (2004) y Tupé (2010). Integra las antologías de poesía Promiscuos & Promisorios, La ruptura del silencio, Martes literarios y Poesía en Tierra, del Centro Cultural de España en Buenos Aires. En narrativa editó el e-book Desperté en el bosque después de haber soñado un bosque (2013). 

* * *

El ciego de Lepanto

En el Ecuador del vaso
En lo lleno y lo vacío
En lo cierto y lo distópico
planto bandera
Digo he aquí mi desierto en flor
Mi paraíso tallado en el cactus
En el Ecuador de este vaso
la vida no vale nada y vale todo
Se puede tocar la estrella o el fondo
y no dejará de ser la misma mano
En esta niña de los ojos
soy un equilibrista que lee el aire en braile
Un capitán sin barco que le escribe al mar
En el meridiano de mi camino incierto
miro hacia atrás miro hacia delante
y veo tanto que ya no veo
Soy el ciego de Lepanto
El loco que dice su verdad.



Lo negro de la nieve

El azar te juega sucio
Los horóscopos deciden
por vos sin vos
La única teoría de las probabilidades
es improbable que pueda aplicarse
                 a tu cuadro de situación
Una bruja bien podría leerte
la mano nunca el corazón
En la borra del café
no sería extraño hallar pistas
de las mujeres que perdiste y te perdieron
El olvido es un ejercicio vano
Ese inevitable detective ciego
que por las noches te encuentra sin buscar
Y te dice: sólo los espejos pueden mirarse a sí mismos
No les preguntes ni a ellos ni a la intemperie
Ninguno te revelará lo negro de la nieve.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada